Activity

Sierra de Sintra, Cascais, Palacio da Pena y Quinta da Regaleira desde Lisboa

Download

Trail photos

Photo ofSierra de Sintra, Cascais, Palacio da Pena y Quinta da Regaleira desde Lisboa Photo ofSierra de Sintra, Cascais, Palacio da Pena y Quinta da Regaleira desde Lisboa Photo ofSierra de Sintra, Cascais, Palacio da Pena y Quinta da Regaleira desde Lisboa

Author

Trail stats

Distance
52.89 mi
Elevation gain
6,263 ft
Technical difficulty
Easy
Elevation loss
6,263 ft
Max elevation
1,682 ft
TrailRank 
51
Min elevation
34 ft
Trail type
Loop
Time
10 hours 12 minutes
Coordinates
2783
Uploaded
May 10, 2023
Recorded
May 2023
Share
-
-
1,682 ft
34 ft
52.89 mi

near São Mamede, Lisboa (Portugal)

Viewed 162 times, downloaded 3 times

Trail photos

Photo ofSierra de Sintra, Cascais, Palacio da Pena y Quinta da Regaleira desde Lisboa Photo ofSierra de Sintra, Cascais, Palacio da Pena y Quinta da Regaleira desde Lisboa Photo ofSierra de Sintra, Cascais, Palacio da Pena y Quinta da Regaleira desde Lisboa

Itinerary description

Ruta realizada el 3 de mayo de 2023 junto a Carmen Abellán.

La sierra de Sintra es un macizo granítico de altitud media, con su punto más elevado en Cruz Alta, a 520 metros de altitud, ocupando unos 16 kilómetros desde la ciudad de Sintra al Cabo da Roca, en el Océano Atlántico. Antiguamente era conocido como Lunae Mons (Monte de la Luna) y considerado el retiro legendario de la diosa Diana (conocida como Cynthia para los romanos, de ahí el nombre de Çintra).

La sierra, que tiene un microclima especial, está cubierta de un denso bosque con especies exóticas de todo el mundo. A las especies propias de bosque mediterráneo como la encina, alcornoque, roble, castaño, pino rodeno o pino piñonero, se suman otras traídas de lugares explorados durante la Época de los Descubrimientos, de 1418 a 1543, como cedros, eucaliptos, mexican cypress o secuoyas. Alrededor de 900 especies de plantas y árboles son propias del clima mediterráneo, el 10% de las cuales son endémicas de esta región. La Sierra de Sintra queda integrada en el Parque natural de Sintra-Cascaes.

La fauna de la sierra está compuesta por zorros, ginetas, erizos, jabalíes, o corzos. También son abundantes los reptiles y anfibios en las zonas más húmedas, y las aves rapaces son habituales en las cumbres, como el halcón peregrino, el búho real, el cernícalo vulgar o el águila culebrera.

Se trata de un lugar muy concurrido por visitas turísticas, así como los amantes del montañismo. Entre los monumentos históricos localizados en esta sierra destacan: el Castelo dos Mouros, el Palacio da Pena, el Convento Capuchino, el Palacio Nacional de Sintra, el Palacio de Monserrate y la Quinta da Regaleira. Todos ellos en conjunto, más el entorno natural de la sierra, forman el Paisaje Cultural de Sintra, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995.

Desde la antigüedad, la sierra de Sintra ha sido un lugar lleno de mitos y leyendas sobre actividades sobrenaturales. En 2009 un canal televisivo portugués, creó una serie basada en el entorno taumatúrgico que se vivió en Sintra. La historia hablaba de un amor imposible entre un vampiro y una chica humana.

La meteorología de esta sierra es muy cambiante, por lo que conviene ir preparado. Son frecuentes tormentas, nieblas, rachas de viento y bajadas térmicas, por lo que no está de más echar chubasquero y alguna sudadera. Yo no lo hice y me mojé, por eso aviso.

Waypoints

PictographWaypoint Altitude 80 ft
Photo ofPlaza Rossio Photo ofPlaza Rossio Photo ofPlaza Rossio

Plaza Rossio

Estábamos citados en la Plaza del Rossio, pero a ella no pueden llegar autobuses, así que nos desplazamos hasta la cercana Plaza Restauradores, donde iniciamos la ruta, pasando a continuación por la Plaza del Marqués de Pombal, un auténtico mito en Lisboa y poco después, divisamos el famoso Acueducto de Aguas Libres. Bonita salida de Lisboa.

PictographWaypoint Altitude 693 ft
Photo ofPalacio Nacional Sintra Photo ofPalacio Nacional Sintra Photo ofPalacio Nacional Sintra

Palacio Nacional Sintra

Ejemplo único de los palacios reales medievales en Portugal, el Palacio Nacional de Sintra es un símbolo de la localidad. Palacio urbano, cuya construcción se inició a principios del siglo XVI, siendo de autor desconocido. Desde las primeras dinastías, Sintra fue el enclave predilecto de los reyes portugueses, aunque el palacio que vemos actualmente se deba a la iniciativa de D. João I, que lo reconstruyó y de D. Manuel I, que lo enriqueció y edificó un ala más. Vale la pena visitar el interior, donde podemos conocer detalles de la historia de Portugal. La decoración tiene gran valor, combinando varios estilos artísticos al gusto de los reyes que aquí vivieron y que se adoptaron para dar nombre a las distintas dependencias: la Sala de los Cisnes, la Sala de los Blasones, la Sala de las Urracas y la Capilla. Podemos encontrar una pequeña historia del azulejo en Portugal, desde los ejemplares hispanoárabes traídos por D. Manuel l hasta los paneles en azul y blanco característicos del s. XVIII. En el exterior, sobresalen de forma relevante las dos grandes chimeneas cónicas de la cocina, con 33 metros de altura, un símbolo adoptado por Sintra que servían a la cocina palaciega, donde se cocinaban las presas del rey João I, muy aficionado a la caza.

PictographWaypoint Altitude 722 ft
Photo ofCasa Lord Byron Photo ofCasa Lord Byron Photo ofCasa Lord Byron

Casa Lord Byron

Según cuenta el propio Lord Byron, estuvo en Sintra en 1809. Próximo se encuentra el Lawrence's Hotel. primer hotel de Sintra para extranjeros. Próximo a la Igreja de Sao Martinho se encuentra el Restaurante Thulas, una muy buena opción para comer. Su especialidad es pulpo al horno y arroz de pato. Delicioso y casi sin turistas.

PictographWaypoint Altitude 750 ft
Photo ofEntrada Quinta da Regaleira Photo ofEntrada Quinta da Regaleira Photo ofEntrada Quinta da Regaleira

Entrada Quinta da Regaleira

El Palacio da Regaleira es el edificio principal y el nombre más común de la Quinta da Regaleira. También conocido como Palacio de Monteiro el de los Millones por el apellido y el apodo de su primer propietario, António Augusto Carvalho Monteiro. El palacio está situado en pleno centro histórico de Sintra y está clasificado como Patrimonio Mundial por la Unesco. Carvalho Monteiro, ayudado por el arquitecto italiano Luigi Manini, construye en las cuatro hectáreas un palacio, lujosos jardines, lagos, grutas y lugares enigmáticos, que ocultan relaciones con la alquimia, masonería, los templarios y la rosacruz. Modela construcciones que evocan las arquitecturas románica, gótica, renacentista y manuelina. Resaltamos la conocida como torre invertida de Sintra, un pozo cuyo cilindro parece atornillarse a la tierra en espiral donde, en lugar de agua, fluyen misterios. Se cree que el llamado "Pozo Iniciático" servía para rituales de masones que representaban el tránsito desde la muerte –el fondo, donde hay una cruz templaria de mármol– a la reencarnación –la salida–. La galería tiene una escalera en espiral que desciende por 9 rellanos separados por 15 peldaños –propio de la numerología masónica–, con decoraciones que evocan el Cielo y el Infierno de Dante. El hueco se conecta por pasadizos ocultos con otras zonas de la villa, como la Puerta de los Guardianes.

PictographWaypoint Altitude 829 ft
Photo ofCapela da Quinta da Regaleira Photo ofCapela da Quinta da Regaleira Photo ofCapela da Quinta da Regaleira

Capela da Quinta da Regaleira

Nos encontramos una espectacular capilla mágica, con fachada de tendencias góticas y manuelinas, dónde están representados Santa Teresa de Ávila y San Antonio. El ángel Gabriel, María madre de Jesús, el própio Jesús, el milagro de la señora de Nazaré, Cruz Templaria, Globo Celeste y Pentagramas. Todos los símbolos que habitan en la Quinta da Regaleira y sus misterios: masonería, religión, cultos secretos, un jardín mágico y una arquitectura de fantasía.

PictographWaypoint Altitude 713 ft
Photo ofIgrexa de Sao Martinho Photo ofIgrexa de Sao Martinho Photo ofIgrexa de Sao Martinho

Igrexa de Sao Martinho

No tiene especial interés, así que utilizo el WP para incrustar fotos del Palacio da Pena

PictographWaypoint Altitude 1,434 ft
Photo ofEntrada Palacio da Pena Photo ofEntrada Palacio da Pena Photo ofEntrada Palacio da Pena

Entrada Palacio da Pena

El emplazamiento del Palacio da Pena era una capilla medieval dedicada a Nuestra Señora de la Pena hasta que el rey Manuel I ordenó la construcción de un monasterio que fue donado a la Orden de San Jerónimo. Sin embargo, en el siglo XVIII, quedó muy dañado por el gran terremoto de Lisboa. Afortunadamente, la capilla consiguió salvarse, lo que sorprendió al rey de Portugal, Fernando II que decidió el monasterio y sus alrededores para construir lo que hoy vemos como el grandioso Palacio de Pena. El castillo se construyó con el propósito de servir de residencia de verano del rey. Sin embargo, tras su muerte, el palacio pasó a manos de su segunda esposa, Elisa Hensler, condesa d'Edla, quién posteriormente lo vendió al rey Luis. En 1889 fue adquirido por el Estado portugués y posteriormente fue clasificado como monumento nacional y transformado en museo. El Palacio da Pena alberga una rica profusión de estilos que se asemejan al gusto exótico del Romanticismo. Mezcla estilos arquitectónicos como neogótico, neomanuelino y neorrománico, junto con estilos orientales como el neomorisco y el indogótico, la mayoría de los cuales han cobrado protagonismo desde la gran renovación de la década de 1840. Muchos de los elementos del convento se conservaron bien, como el claustro, el comedor, la sacristía y la capilla manuelino-renacentista. Todo ello se trasladó posteriormente a la nueva sección del palacio, que cuenta con una amplia y una torre del reloj. Lo más destacado sería, sin duda, la Terraza de la Reina, ya que en ella se encontraba un cañón con reloj de sol que solía dispararse diariamente a mediodía. La torre del reloj se completó más tarde, en 1843.

PictographWaypoint Altitude 56 ft
Photo ofPlaya de Cascais Photo ofPlaya de Cascais Photo ofPlaya de Cascais

Playa de Cascais

Aquí lo más sorprendente es tomar el genuino helado de Cascais, de la Gelateria Tchipepa, que lleva algas, agua de mar y menta. El dueño sabe que es un sabor que no admite término medio, por eso exige probarlo de forma individual. A todos nos encantó. De regreso pasamos por el circuito de Estoril y su famoso Casino, que sirvió de inspiración a Ian Fleming para escribir Casino Royale, la primera de la serie 007, pero esa es otra historia.

Comments

    You can or this trail