Activity

Alta Luce y rifugio Mantova desde Staffal

Download

Trail photos

Photo ofAlta Luce y rifugio Mantova desde Staffal Photo ofAlta Luce y rifugio Mantova desde Staffal Photo ofAlta Luce y rifugio Mantova desde Staffal

Author

Trail stats

Distance
12.35 mi
Elevation gain
5,627 ft
Technical difficulty
Moderate
Elevation loss
5,676 ft
Max elevation
11,332 ft
TrailRank 
32
Min elevation
5,547 ft
Trail type
One Way
Time
7 hours 48 minutes
Coordinates
2698
Uploaded
October 6, 2023
Recorded
September 2023
Be the first to clap
Share

near Staffal, Valle d’Aosta (Italia)

Viewed 29 times, downloaded 0 times

Trail photos

Photo ofAlta Luce y rifugio Mantova desde Staffal Photo ofAlta Luce y rifugio Mantova desde Staffal Photo ofAlta Luce y rifugio Mantova desde Staffal

Itinerary description

Qué maravilla este valle de Gressoney. Cómo es posible que no lo tuviera fichado de antes, pero a la vez qué gratificante es descubrir deliciosos rincones en el mundo de manera totalmente inesperada y sin expectativas previas.
Montaña en todo su esplendor, algunos de los glaciares más impresionantes de los Alpes, historia y cultura Walser a raudales, el espíritu de la Regina Margherita siempre presente, naturaleza exuberante, y sabor italiano que tanto me gusta impregnándolo todo.

Las circunstancias excepcionales de este Septiembre de 2023 han permitido que plante mi dedo sobre el mapa justo en este valle, y me dirija allí a pasar unos días de tranquilidad en soledad. Estas fechas son temporada ultrabaja en estos valles de los Alpes ya que las hordas de veraneantes han vuelto a sus casas a empezar el curso escolar, y las otras hordas de esquiadores y turistas de nieve aún lógicamente no han llegado. Es por esto que me encuentro el valle en unas condiciones de deliciosa tranquilidad, donde la ausencia de turistas permite mostrar la rutina de la vida local, eso sí mermada porque muchos locales se ausentan en estos periodos aprovechando la baja actividad para coger ellos mismos vacaciones.

En resumen, que durante una semana paso a formar parte de la vida cotidiana en Gressoney. Y me encanta!

Y como buen culo inquieto, planifico una ruta que cubra los siguientes objetivos:
- Quiero subir a admirar de cerca los increíbles glaciares del Monte Rosa
- No quiero tocar teleféricos ni telecables ni leches
- Quiero hacer el máximo desnivel y longitud posibles para abarcar lo más que pueda
- Circular, por el mimo motivo
- Voy sola, luego sin complicaciones técnicas ni transitar el glaciar

Por tanto parto de Staffal (Tschaval en lengua Walser, una suerte de combinación franco-germano-italiana que no conocía) y me dirijo por el valle de Lys remontando la pendiente hacia el barranco por donde desagua el glaciar del mismo nombre, que forma el río del mismo nombre. Siento que más que andar, vuelo, ya que me encuentro ultra fuerte y aclimatada después de las palizas que nos hemos pegado la semana anterior haciendo 4miles. Entre eso y llevar mochila ligera, siento que ni siquiera jadeo y la energía me desborda.

En 45 minutos llego a la bifurcación del camino, que recto sigue a la sorgente de Lys (entiendo el nacimiento del río desde el fin del glaciar), pero yo tomo a derecha donde comienza una subida bestia de 700m de desnivel. Como me encuentro tan fuerte, decido competir contra mí misma y me pico a ver qué ratio de desnivel/tiempo puedo llegar a hacer. Subo subo y subo, zancada tras zancada parriba, la meteo es perfecta para el pique ya que hay niebla y eso me evita el sol, y la temperatura es agradablemente fresca. Este tramo como digo son zetas cortas y pared arriba mayorme por terreno de tierra/prado hasta que se vislumbra el colle Salza. La última parte hasta llegar al colle es rocosa, y lo corono habiendo medido 1h07 para subir los 700m de desnivel. Bueno, bien!

Desde aquí hay que seguir por un espolón de tierra empinado que gana altura rápido y enseguida nos deposita en la cresta cimera del Alta Luce, cuyo nombre me encanta y a cuya cima a 3.184m llego en media hora exacta desde el colle.

Como me imaginaba y venía buscando, las vistas de los glaciares desde aquí son acojonantes. Me hacen diminuta. Qué inmensidad. Qué espectáculo esos hielos, esa masa congelada que se mueve a velocidad inapreciable para el torpe ojo humano. Esos penintentes enormes en las partes más bajas, seracs en las más altas, desprendimientos de vez en cuando... Buff qué espectáculo de la naturaleza, que me quedo saboreando durante un buen rato.

Desde aquí no tenía nada planeado pero diviso en lo alto de la cresta rocosa un refugio justo al pie de de donde comienza la nieve, y claro hombre tengo que ir!! Así que me lanzo siguiendo las marcas del camino y noto que mis muslitos devuelven un poco de pinchazo por el apretón que he dado para cronometrar mi ratio desnivel/tiempo. Pero enseguida desaparece y continúo subiendo hacia el refugio que primero pensé sería la capanna Gnifetti, pero luego una vez allí descubrí que era el città di Mantova, y solo 100m más arriba estaba el Gnifetti.

En el Mantova están claramente en modo cierre de temporada, recogiendo y cerrando, cosa que me confirma el helicóptero cuando aparece de repente por el barranco y literalmente casi me atropella si no me llego a tirar al suelo como en las películas. Dios qué susto.

Después de curiosear por el refu, decido acercarme por el caos de bloques al borde mismo del glaciar, justo encima a pocos metros. Parece que el glaciar me lanza cantos de sirena para que me acerque lo más posible. Qué pasada de sitio.

Y bueno en un momento dado decido que es hora de bajar, y tomo uno de los senderos marcados que me llevarán de vuelta a Staffal por otro camino, pasando por el refugio Oresteshutte, y luego por el lago y refugio Gabiet donde ya hay bastante gente que ha subido en teleférico y vaqueros. Soy la única persona que al menos en ese momento baja por sendero, debiendo además improvisar la bajada por las pistas de esquí ya que el sendero que a su vez es parte del Tour de Monte Rosa lo han cerrado por un desprendimiento de rocas.

Un paseo espectacular de esos que tanto disfruto en solitario. Y un rincón descubierto a donde lógicamente volveré con compañero al que encordarme para subir a triscar los míticos glaciares del Monte Rosa, llegar a la capanna Margherita, y rendir honor a aquella reina exploradora con la que no sé bien por qué, me siento muy identificada.

Como ella decía; Sempre Avanti!

Comments

    You can or this trail